Durante todos estos meses de viaje he recibido muchos mails preguntándome cómo hago para viajar tanto, de qué vivo, cómo trabajo, etc. Hay muchas formas de viajar y trucos para hacerlo, aquí te cuento lo que yo hago, con cuanto presupuesto empecé y cómo logro seguir viajando a lugares alucinantes sin fecha de regreso.

El 31 de Mayo del 2016 salí de casa con dos mochilas (una de poca ropa, equipos de buceo y la otra de cámaras) luego me di cuenta que cargaba demasiado peso pero ese es un error que todo principiante tiene que cometer. En la billetera 50$ en cash y en una tarjeta de débito 1000$. En la mano un pasaje de ida a Indonesia, en el pecho mucha ansiedad pero hartas ganas de conocer el mundo.

Postergué este sueño muchas veces por dos motivos: esperaba encontrar a alguien que me acompañe, sí me daba miedo viajar sola -ahora lo considero la mejor forma de andar- y lo más grave siempre creía necesitar más dinero. Pasaron años, más de los que hubiese querido y por fin renuncié a mis trabajos y con lo que tenía decidí arriesgarme ¿Mil dólares para viajar sin tiempo de regreso por Asia? ¿Estás loca? Eso era lo que mi sueldo de profesora, mi poca capacidad de ahorro y mis compras innecesarias antes de emprender el vuelo me habían permitido juntar y no estaba dispuesta a esperar más. Si te puedo dar un consejo sería que el momento perfecto nunca va a llegar, agarra tu mochila, un par de trapos, sigue estos tips y sal de tu casa.

Entonces llegué al aeropuerto auto convenciéndome que mil dólares era una cifra que me daba seguridad. “Denisse tienes que trabajar para nunca bajar de 500$ en tu cuenta”. Meses después terminaría con 6$ en mi tarjeta en Bangkok, muerta de hambre y de risa.

A la hora del check-in la señorita del counter me dijo que no podía abordar con un pasaje sin retorno, que tenía que comprar un pasaje de regreso. Se me bajó la presión pensé en que no lograría resolver los problemas con menos de 1000$, pero ya había tenido una fiesta de despedida y mis amigas y familia estaban en el segundo piso del Jorge Chávez esperando para verme emprender este sueño. No había vuelta atrás. En ese momento compré un pasaje Santiago – Lima para cualquier fecha que me costó 150$ y así me permitieron abordar.

Terminé saliendo de Lima con 850$ en la tarjeta y 50$ en la billetera = 900 cocachos en total. 

Ahora sí, aquí mis trucos para vivir viajando a pesar de no tener mucho dinero: 

1.NO PAGUES ESTADIA: Después del transporte el hospedaje es lo más caro en un viaje. Durante estos 8 meses de viaje solo he pegado un promedio de 15 noches, cuando me encontré con un amigo en Penang y decidí pasar el tiempo con él y no trabajar. He podido reducirlo a 0.

Tienes varias opciones. Yo uso dos:

www.workaway.info: Intercambias trabajo por una cama, cuarto, cabaña, hamaca o carpa. Puedes revisar sus condiciones, qué necesitan y qué es lo que dan a cambio. Si te gusta y te conviene, ya tienes un lugar donde quedarte el tiempo que trabajes para ellos.

www.couchsurfing.com: Esta es una plataforma que tiene como fin el intercambio cultural, no ahorrarte dinero, pero lo hace. Buscas a alguien que te hospede en la ciudad que vas a visitar y puedes compartir la cultura local mucho más de cerca. Yo solo lo he hecho dos veces, porque me siento mejor intercambiándolo por trabajo.

Apenas llegué a Bali me quedé 4 noches con Bina, una chica de mi edad, periodista, de religión musulmana, que vivía en un barrio hindú, lejos del turístico Bali y la experiencia me encantó. Y en Brunei, que el hospedaje es carísimo y me aventuré a pedir un couchsurfing a un chico (trato de buscar chicas por un tema de seguridad y comodidad). Chris era un viajero casado con una profesora de matemáticas y con muy buenas referencias. Quedarme en su casa no solo me ahorró dinero, sino que su espacio era hermoso, súper cómodo, la cama más grande en la que he dormido este viaje y un perro muy parecido al mío. Lo sentí mi hogar durante 3 noches.

ADVERTENCIA: Revisa muy bien los comentarios y referencias que tiene la persona que te va a hospedar, antes de elegir. No vayas a cometer la imprudencia de irte a dormir a la casa de un desconocido que nadie lo recomienda.

2. VIAJA LENTO: Evita moverte todas las semanas, el transporte te hará un hueco en el bolsillo. Toma un avión solo si es necesario, camina, trata de ir en bus y elige siempre los buses nocturnos, te ahorras la noche de hotel y dormirás mientras recorres los kilómetros hacia tu próximo destino. Te levantarás en otra ciudad o país a muy bajo costo.

Revisa la opción de moverte en tren o barco, casi siempre es más barato que en avión. Pero chequea bien el número de horas, traslados y dinero que te ahorras. He cometido el error de viajar más de 70h en bus con muchos traslados y esperas y al final ahorraba 5-10$. No vale la pena.

TIP: Si vas a comprar un pasaje aéreo revisa Skyscanner, ahí encontrarás los vuelos más baratos y puedes poner alertas para las ofertas. Una vez que elijas el vuelo, revisa en la página de la aerolínea la misma ruta y día, a veces lo encuentras más barato.

3. TRABAJO DE VOLUNTARIA: Ser voluntaria te da muchos beneficios, económicos porque ahorras en casa, comida y a veces hasta tours, pero lo más importantes son las ganancias personales. Tienes la oportunidad de hacer algo bueno en el lugar por el que pasas, tienes una aproximación distinta a la ciudad o pueblo que visitas y puedes vivir una experiencia mucho más real, gozando de la vida cotidiana como un local.

¿Cómo los consigo? Yo uso www.workaway.info y busco voluntariados en los lugares que quiero visitar. En palabras claves filtro los trabajos por: fotografía, buceo, playa. Esos son mis intereses.

Una vez que llegas al lugar, coméntale a tus nuevos amigos que intercambias fotografías (o lo que sepas hacer) por comida en restaurantes, hoteles, etc. y ellos te conectarán con las personas encargadas o te darán opciones para mandar mails.

TIP: Crea un mail presentándote que no sea muy extenso, describe qué ofreces y úsalo como plantilla, así no vas a tener que escribir uno nuevo siempre. Copy paste cambiando el destinatario y a esperar.

Yo he sido fotógrafa en hoteles, bares, restaurantes a cambio de cuarto o comida por mes o semanas. He sido bartender en un bar que donaba sus ingresos a la rehabilitación de orangutanes a cambio de casa y 5 ringitts (5 soles) que me alcanzaban para almorzar. He sido community manager por una cama y desayuno en un hostel y otras veces recepcionista. He trabajado de Divemaster en uno de los resorts más exclusivos de Malasia, guiando a buzos en su experiencia submarina a cambio de cabaña propia, tips y vivir en el paraíso. De hecho al final de ese voluntariado me dieron un sobre con dinero que no esperaba.

CONSEJO: No importa si te pagan o no, siempre busca un espacio donde puedas intercambiar con algo que te haga feliz, así lo disfrutas, lo haces bien y puedes tener recompensas inesperadas.

Ahora soy profesora de fotografía en un monasterio budista en Myanmar y tengo un cuarto propio con baño privado (un lujo aquí) y estoy viviendo una de las experiencias más locas y gratificantes de mi viaje.

4. ESCRIBO PARA DIARIOS Y REVISTAS: Vas a estar en muchos lugares increíbles de los que puedes escribir y vas a enterarte de muchas historias que puedes relatar para otros. Piensa cuánto le costaría a un periódico enviar a un reportero a donde tú estás. Aprovéchalo. Siendo sincera, es lo que menos ingresos me da, la prensa paga muy mal pero al final son 100$ que te pueden servir para un mes de comida en algún país de Asia, gastando un promedio de 3$ al día.  Si puedes hacer un reportaje al mes, tienes las comidas cubiertas.

5. VENDO MIS FOTOS: Hice una tienda virtual en mi blog donde vendo mis fotos, con eso he podido comprar una cámara y computadora de buceo que me robaron en Indonesia y amortiguar mi bolsa de viaje. Para mi esta es la forma más rentable y eficaz de generar ingresos.

He vendido más de 30 fotos valorizadas en 100$ en promedio.  Nada mal ¿no?

Puedes darte una vuelta por la tienda, tener un pedacito del mundo en tu casa y de paso me ayudas a seguir viajando: http://www.elmundoviamar.com/tienda/

6.CREE UNA SECCION DE AYUDA EN MI BLOG: Hay gastos innecesario que te hacen feliz y que muchas veces vas a tener que olvidarte de ellos en un viaje con poco presupuesto. Pero ¿que te parece si pides ayuda a la gente que te lee o ideas una forma creativa de generar ingresos destinados a estos gustitos?

Como yo viajo por el mar la sección se llama “Tira la boya” y ahí describo todas las formas en las que puedes ayudarme a mantener mi sueño a flote. La más popular es “Ponme una chela” donde la gente me manda una cerveza y un motivo para brindar. Luego está “Dame Aire” donde puedes mandarme un tanque de aire comprimido para bucear y a cambio de tu generosidad yo te regalo la mejor fotografía que hice en ese buceo. Me ayudas también compartiendo el contenido, sugiriéndome reportajes, pasándome contactos o si tienes una empresa podemos empezar a trabajar juntos.

Más detalles: http://www.elmundoviamar.com/tira-la-boya/

Repitiendo estos 6 pasos he llegado a recorrer Indonesia, Malasia, Singapur, Tailandia, Brunei y la zona malaya de Borneo (Sabah y Sarawak) buceando en Sipadan uno de los destinos más caros y alucinantes del mundo.

Ahora estoy en Myanmar y voy camino a la India, Sri Lanka y Filipinas.

Que el dinero NUNCA sea una excusa para postergar tus sueños, a mi me tomó demasiado tiempo darme cuenta, que no te pase.

¡Te veo en la ruta!

 

¿Te gustaría viajar conmigo? Suscríbete a mi blog y sumérgete conmigo en una aventura por los océanos del mundo 🐠 Tips de viaje, fotografía, buceo y más.

You have Successfully Subscribed!