Hay muchas cosas que pueden pasar en un viaje. De todo lo terrible que imaginas la más probable es que te enfermes y no haya ni una sola persona alrededor que pueda ayudarte, pasarte un té, un poco de ánimos o papel higiénico para que te suenes los mocos.

En estos 8 meses de viaje me han robado, he perdido una cámara de fotos profesional en el mar, olvidado algunas otras pertenencias en baños o aeropuertos, para luego entender que nada de eso era necesario. Me dio un ataque de pánico en Borneo, tuve momentos de miedo y frustración pero nada de eso se compara con estar enferma en la ruta, sobretodo en un país con terribles condiciones sanitarias y donde el doctor te entiende la mitad de lo que dices.

Por eso he escrito este post y quiero darte dos consejos imprescindibles en tu próximo viaje.

1. Un seguro médico:

Por más mochilero que seas no se te ocurra salir de tu casa sin un seguro. Nadie quiere enfermarse pero sucede. Algo tan simple como una apendicitis, un hueso roto o que te internen en un hospital puede acabar con todos tus recursos, con tu sueño de recorrer el mundo y en el peor de los casos generarte una deuda que deberás pagar mes a mes. Mi recomendación es que busques un seguro que cubra tus necesidades durante el tiempo en el que vas a viajar y en la zona geográfica donde te vas a mover. Yo opté por un seguro que cubre 365 días del año y todos los países del mundo, es el más caro pero yo no tenía claro por dónde estaría, así que decidí cubrir todos los frentes. Me arrepiento y mucho porque he podido comprar 365 días en Asia, ya que estoy a unos meses de cumplir un año en ruta y no me he movido de este continente, eso me hubiera ahorrados muchos dólares. Otra cosa de la que me arrepiento es comprar un seguro que sea de reembolso. Se supone que no sería en todos los casos, solo si no tenían cobertura en la zona donde yo estaba pero en Bali me dijeron que no había un centro cercano que me pueda atender a las 9pm y que si podía ir a cualquier clínica, pagar mi atención y luego me reembolsaban. No hubo problema porque me costó 60$ la inyección de antihistamínico que necesité para combatir una alergia producida en una competencia de foto submarina, pero ¿qué hubiese pasado si era algo más grave o más caro?

En Myanmar estuve una vez internada en el hospital del monasterio que felizmente es gratuito, pero cerró sus puertas para año nuevo, fecha en la que yo estaba muriendo del dolor de cabeza, vómitos, etc. Llamé al seguro y me dijeron que el hospital más cercano que trabajaba con ellos estaba en una ciudad distintas a la mía y con más de 5 horas de trayecto en bus, mi cuerpo no iba a resistirlo. La otra opción era -otra vez- ir a una clínica local y me lo reembolsarían. Al final decidí esperar hasta el 3 de enero que abrió “la posta médica” de mi monasterio y gracias a los monjes budistas la consulta, suero, medicamentos, etc. son gratis para locales y extranjeros. ¿Pero qué hubiese pasado si no podía esperar y hubiese tenido que pagar cualquier clínica local? ¿Qué pasaba si la factura era de 500$ o mil o más? ¿Qué pasa si me da apendicitis? ¿Qué pasa si te pasa algo en Singapur, cuánto cuesta? ¿Qué pasa si tengo que tener una intervención que no puedo pagar? ¿Qué hago? ¿Me quedo lavando gasas en el hospital hasta cubrir mi deuda?

Entonces viajero yo te recomiendo que NO tengas un seguro de reembolso y que puedas ir a atenderte a cualquier hospital cercano y que tu seguro se las arregle para pagarles, tú haz elegido una cobertura por la que haz tenido que pagar (y bastante) no tendrías porqué hacer más.

Yo estoy a unos meses de tener que renovar, mejor dicho elegir un nuevo seguro y de todo lo que he leído hay dos que me llaman la atención:

-El más popular entre los bloggers hispanohablantes es: IATI mochilero y el famoso y súper rankeado WorldNomads.

Ambos tienen gran cobertura y cubren robos o pérdidas materiales (BÁSICO), lo que hubiese solucionado el robo que sufrí en la Isla Gili Air y la cámara perdida en el mar de Bali. O sea podría tener una cámara hoy y no sufrir sin ella.

Asegura tu salud y si es posible las dos o tres cosas de valor con las que vas a viajar. En mis 30 años, nunca he perdido nada, tampoco me han internado y menos he sufrido un robo, pero todo me pasó en menos de dos meses en el mismo país y al inicio de mi viaje. Mejor prevenir que lamentar.

2. Botiquín: en tu mochila o maleta no debe faltar tu set de pastillas básicas para salir de cualquier apuro. Yo tengo la fortuna de tener una amiga doctora, Silvana Roig o más conocida como la Dra. Chivi o Chiti y no tuve que pensar en qué llevar como medicinas. El día de mi despedida se apareció con un botiquín rebalsando de todo lo que podía necesitar y más. Dentro un librito que explicaba a detalle y gráficamente todo lo que tenía que tomar y hacer en caso de enfermedad.

Ese regalo me hizo llorar de ternura, parada en la cochera de mi casa, no podía creer el tamaño de ese detalle, todo su esfuerzo, las horas invertidas y el amor que trasmitían esas hojitas de papel. Gracias Chivita linda. 

Silvana es una de mis mejores amigas del colegio y siempre sobresalió por sus resúmenes llenos de color. Hasta el día de hoy me saca en cara el día que nos sentaron juntas para que me ayude a hacer un cuadro sinóptico, porque bueno, he de aceptar que no me salían bien y los de ella bordeaban la genialidad. Como soy un poco picona (solo intelectualmente), lo negué durante años, pero sí Chivi, me acuerdo de ese día, el lugar donde estaban esas carpetas y el curso: Historia Universal 🙂

No publico todo el contenido porque la Dra. Chivi se puede molestar. Dice que este es un libro personalizado. Ella sabe que no tengo alergias, cuales son mis malestares recurrentes y los medicamentos que suelo utilizar. Ella como profesional recomienda que siempre vayas al médico y nunca auto medicarte, esto se usa solo en casos de emergencia.

La reproducción total de el “Kit de Emergencia by Dra. Chiti” está prohibida por su autora, por ende les dejo el librito médico/obra de arte para que puedan tomar algunas ideas pero ninguna pastilla. Y de paso para sacarles pica de la suerte que tengo de tener a Silvana en mi vida.

Los TIPS médicos SI están completos y autorizados.

Si tienes un amigo, tío, sobrino o nieto médico te aconsejo que lo llames, le expliques a donde vas, cuáles son tus males recurrentes, si sufres de migraña, si tu estómago es sensible, si tienes alergias y que le pidas consejos sobre qué podrías tomar si te haces una herida, si tienes dolores musculares o un simple esguince. Todo eso lo apuntas en una libreta o en tus notas virtuales y le haces una captura de pantalla para tenerlo a la mano cuando no tengas acceso a internet.

Recomiendo siempre tener una copia física y digital de tus consejos médicos, y guardarla junto con tu pasaporte, en un lugar seguro, te será de mucha utilidad. 

De todas las pastillas lo que más he usado es el famoso Paracetamol para dolores de cabeza leves o musculares por tanto cargar la mochila. Si vienes a Asia y te encanta probar comida local, trae harto Bismutol, me queda un sobrecito que lo estoy guardando como oro y seguro lo usaré en India. La comida en Asia es muy picante y condimentada pero tan deliciosa que siempre vas a querer más. Nada que unas pastillas de Bismutol no puedan aliviar, te vas a sentir como nuevo, listo para pedir otro plato.

Este botiquín no solo me ha salvado de malos momentos a mi. Me las he dado de doctora ayudando a una pareja de argentinos enferma en Uluwatu (Bali) leyendo mi librito, les compartí algunos medicamentos para su resfriado. En la isla Gili Air donde viví dos meses todo el hostel sabía que si tenían una dolencia podían tocar mi puerta y yo tendría la solución. Lo más común era que vengan con un resfriado, dolor de cabeza, estómago o la famosa diarrea del viajero. El ítem más popular de mi librito siempre fue la sección “Sexo” los que lo leían no podían más de la emoción cuando lo encontraban, leían todas las recomendaciones y decían que solo le faltó dibujarme las poses sexuales.

Ya sabes Chivita la próxima que el “Kit de Emergencia by Dra. Chiti” venga con un suplemento kamasutra con las poses que hay que evitar cuando se tiene dolor de espalda, rodilla, etc. El VA y NO VA del sexo 😉 

La protección sexual es importantísima. NUNCA te olvides que existen enfermedades de transmisión sexual (leves y muy graves) y protégete siempre ante eso. El embarazo no deseado no es lo peor que puede suceder.

TIP PARA CHICAS: lleven su calendario menstrual en el celular y sepan cuales son sus días fértiles y no esperen que el hombre tenga preservativos, cuídate tú, no esperes que la protección llegue del otro lado.

Ya sabes viajero elige un buen seguro médico y no te olvides de llevar tu kit de emergencia siempre en la maleta.

No te voy a decir que tienes que encontrar una Dra. Chiti porque sería demasiado pedir, casi imposible, pero sí puedes llamar a ese médico de confianza en la familia y pedirle un resumen de lo que necesitas y guardarlo en físico con copia virtual que puedas revisar online y off line. Hay muchos viajeros que optan por usar métodos naturales, puedes llevar lo esencial, armar tu botiquín orgánico y hacer tu librito con las recomendaciones a seguir en caso de. Los dibujitos -en ambos casos- son opcionales.

La salud es la base de la pirámide, sin ella no puedes hacer nada. 

¡Cuídate! 

Te veo en la ruta 🙂

¿Quieres conocer a la Dra. Chiti? Aquí sus mejor ángulos.

¿Te gustaría viajar conmigo? Suscríbete a mi blog y sumérgete conmigo en una aventura por los océanos del mundo 🐠 Tips de viaje, fotografía, buceo y más.

You have Successfully Subscribed!